SerraydelaRocha

Prototipos de volumen

Posted in product design by serraydelarocha on 1 abril, 2011

Vivimos inmersos en el mundo de las tecnologías y del marketing. Los grandes avances en el diseño asistido por ordenador nos permiten modelar  piezas en 3D de forma rápida e intuitiva y a partir de ahí desarrollar estudios técnicos, realizar planos, imágenes realísticas y prototipos físicos mediante diferentes tecnologías cada vez más avanzadas de rapid-prototyping como el sinterizado láser de polvo de poliamida, la estereolitografía, o la colada al vacío,…  que nos sirven para presentar una propuesta de producto acabado y definitivo, para validar mecanismos, ensamblajes, etc…

Pero mucho antes que todo esto, está la idea, el pensamiento que tiene el diseñador en su cabeza. Y ese pensamiento debe traducirse en una forma. Es aquí donde apostamos por la  interacción del diseñador con el objeto físico. Todos estos aspectos no pueden controlarse únicamente mediante creaciones virtuales, sino que deben testarse físicamente.

Por eso, muchas veces en nuestro estudio acostumbramos a realizar las primeras pruebas de volumen de nuestra idea en espuma de poliuretano. Estas maquetas de trabajo nos sirven como  referencia.

Los prototipos de volumen en espuma de poliuretano son una manera de trabajar ideas de manera rápida y directa en la fase inicial del proyecto y  nos permite validar formas, volúmenes, entregas,…

o sierras de cinta, plantillas, contraformas y lijas manuales tratan de obtener (a partir de un bloque macizo de espuma) la forma deseada que tenemos en nuestra mente  y así comprovar físicamente como se relaciona el objeto con nuestas manos, qué sensaciones nos transmite o cómo de agradable o comfortable resulta.

La otra ventaja de este proceso, es que, al tratarse de un proceso manual, nos permite improvisar, corregir, modificar  a medida que vas trabajando la maqueta. Habitualmente realizamos varias pruebas hasta conseguir ese gesto, esa proporción, esa superfície deseada.

 Esta técnica para algunos obsoleta, nos permite corregir y mejorar aspectos formales especialmente en productos técnicos con mucha componente estética antes de realizar un Rapid prototyping. Así trabajamos por ejemplos para Toyota, Roca o en proyectos como La Nuit o Carpet.